Novedades

Libros de terror que te van a gustar más que sus películas…

21 septiembre, 2018
La industria del terror en el cine ha dejado muchas películas clásicas que han aterrorizado al mundo, y otras que nos han decepcionado por caer en los clichés del miedo y en técnicas burdas para asustar, como imágenes sorpresivas o sonidos inesperados, pero sin contar con una buena historia de fondo. Por ello he realizado esta lista de las 10 mejores películas de terror basadas en libros, ya que habemos personas a quienes nos interesa ver no sólo grandes efectos, sino también buenas tramas. El exorcista (1973) Sin duda, el primer sitio es para “El exorcista”, una cinta dirigida por William Friedkin, basada en la novela homónima de William Peter Blatty, publicada en 1971. Fue el mismo autor quien realizó el guión para esta película que se ha convertido en un clásico del terror. La adaptación fue tan buena que Blatty ganó el Óscar por mejor guión adaptado. Las excelentes actuaciones, los efectos especiales, la música (que también valió otro premio Óscar), la original historia (que ha tratado de ser reproducida incontables veces sin alcanzar la misma calidad) y finalmente el verdadero terror que genera en los espectadores, hacen que este film sea uno de los mejores dentro de su género. – El resplandor (1980) En segundo lugar ubicamos “El resplandor”, dirigida por Stanley Kubrick y estelarizada por Jack Nicholson. La película está basada en la novela del mismo nombre, de uno de los escritores clásicos de terror, Stephen King, publicada en 1977. Esta cinta fue incluida en la lista de las mejores películas de terror de todos los tiempos, realizada por el director Martin Scorsese. A pesar de que hay algunas diferencias entre el libro y la película, la adaptación a la pantalla conserva la esencia de la historia, retratando una magnífica narración de terror psicológico que mantiene al espectador en constante suspenso. – Drácula (1992) Drácula de Bram Stoker, es una obra maestra que consagró la figura del vampiro en la literatura. A partir de su novela han sido producidas cientos de películas, series para televisión y otras obras literarias que pretenden darle continuidad, sin el mismo nivel, a la magnifica historia del conde Drácula. No obstante, la película del mismo nombre, dirigida por Francis Ford Coppola, merece el tercer sitio en este conteo por narrar de manera magistral el relato de una gran obra literaria (aunque sigue siendo mejor el libro). Esta producción rompió con los esquemas de las películas de terror, que no eran famosas en esos tiempos y por lo tanto tenían poco presupuesto, y fue realizada sin escatimar en gastos. Esto se reflejó en un gran vestuario y adaptación de época, en tres premios Óscar y en la recaudación de más de 200 millones de dólares alrededor del mundo. – Psicosis (1960) Esta película es un clásico del cine de terror, debido a la gran fotografía (John L. Russell) y dirección a cargo del maestro del suspenso, Alfred Hitchcock. Los personajes de la historia sufren destinos inesperados y tienen personalidades poco sospechadas por el

Qué pasó con Danny Torrance del libro: El Resplandor

14 septiembre, 2018
No cabe duda que el rey de los libros de terror, Stephen King, aún tiene mucho que ofrecer a la literatura y al cine. Los universos literarios suelen ser complicados de elaborar por una razón bastante simple: necesitan persistencia. El escritor debe persistir —con esa fiebre sin nombre y en ocasiones sin sentido— en ampliar sus propios horizontes y elaborar algo más detallado que esa primera noción que inspiró la célebre primera línea de toda obra. De modo que un universo literario desafía no sólo al lector —a seguir las huellas, nuevas fronteras y episodios recién nacidos página tras página—, sino al escritor, que debe enfrentarse al hecho de elaborar su propia visión sobre los mundos que crea de una manera por completo distinta. A Stephen King se le da especialmente bien crear universos. No sólo gracias a la saga The Dark Tower —obra constitutiva y génesis improbable de la mayoría de sus novelas—, sino en su necesidad de brindar profundidad a las preguntas que la última página de cualquier novela deja sin responder: ¿qué ocurrió con ese querido personaje que seguimos afanosamente capítulo a capítulo?, ¿qué ocurrió con el pueblo que aprendimos a conocer como si de un lugar real se tratase, desde sus misterios hasta sus miserias? Sin duda, King conserva el suficiente pulso narrativo para crear algo más que las narraciones nucleares de todas sus historias. Tal vez por ese motivo no le sea en absoluto complicado volver a viejos escenarios, sobre todo los que incluso a la distancia crearon una percepción muy nítida de la intención de Stephen King sobre el miedo, la belleza y el horror. Como esa escena en la que un niño avanza pedaleando en su pequeño triciclo en un largo pasillo tapizado. Con los hombros encorvados, el rostro contraído —¿de preocupación?, ¿de miedo?— el pequeño Danny Torrance avanza de corredor en corredor mientras el Overlock observa. De pronto, en una vuelta inesperada, se detiene: una puerta cerrada invita a ser abierta. Una puerta que parece contener todos los secretos del hotel que les cobija y les contempla con el aire malicioso y envilecido de un depredador silencioso. El niño observa y la atmósfera parece espesarse, hacerse irrespirable, porque hay algo aterrorizante en la visión, en la quietud ultraterrena de las niñas que no deberían estar allí y la mirada asombrada del niño sobre el triciclo. Y de pronto, la imagen parece alargarse, hacerse enorme y contundente, porque lo sobrenatural tiene un brillo propio, una identidad ineludible. Y ese silencio que envuelve la escena, con las niñas simplemente de pie y tomadas de las manos mientras Danny las observa, lo abarca todo. Tiene su propio peso y su propia cualidad inquietante. La normalidad rota en lo inexplicable. Como cualquier cinéfilo que se precie sabrá, la escena que describo más arriba forma parte de la película El Resplandor, pieza de culto dirigida por Stanley Kubrick que aterrorizó a toda una generación y que aún continúa provocando uno que otro sobresalto. La película, alabada por

La vuelta al mundo en 10 escritores…

12 septiembre, 2018
La literatura es universal, y como tal cada cultura y escritor del mundo ha sucumbido a una perspectiva propia que dio como resultado el nacimiento de una gran obra. El realismo mágica de Latinoamérica, el hermetismo japonés o el nihilismo francés son solo algunos de los prismas que conforman esta vuelta al mundo en 10 escritores. – Haruki Murakami Desde niño, Murakami se vio atraído por la cultura occidental, siendo recurrentes en sus novelas la presencia del jazz que escuchaba en su adolescencia, los escenarios internacionales que combinaba con su natal Japón o una mayor calidez impregnando sus obras. Tras el éxito de su novela Tokio blues, Murakami se trasladó a Europa para seguir dando vida a una bibliografía formada por títulos como Kafka en la orilla o 1Q84 que confirman su condición como el escritor japonés más influyente del mundo y, también, eterno candidato a un Premio Nobel que siempre se le resiste. – Salman Rushdie La exuberante literatura india ha conocido numerosas formas: desde la epopeya épica de Ramayana hasta los poemas de Tagore pasando por una generación de escritores que ha sabido trasladar la magia del país del curry a los problemas del mundo. Uno de estos autores es, sin duda, Salman Rushdie, quien ha sabido tejer una trayectoria entre Europa y Asia donde el realismo mágico y la crítica han coexistido siempre dentro de sus libros. Una crítica que, en el caso de Los versos satánicos, una de sus mayores obras, le supuso la condena de ser perseguido por los fanáticos iraníes a quienes no gustó la visión de Rushdie sobre su líder espiritual en los años 80, permaneciendo aún vigente la recompensa exigida por su cabeza. – Fiódor Dostoievski Adorado por Friedrich Nietzsche, quien en su momento llegó a decir de él que era “uno de los accidentes más felices de su vida”, Dostoievski fue uno de los más destacados escritores de la Rusia zarista, espacio que analizó a través de sus obras desde el contexto político o social. Si bien estudió para ser ingeniero, su fascinación por la literatura llegaría tras graduarse, dando como resultado una bibliografía de la cual destaca su obra más popular, Crimen y castigo, toda una oda a la pobreza y el afán de éxito en un gigante ruso que aún hoy día sigue siendo uno de los países más desiguales del mundo. – Charles Dickens En plena Inglaterra victoriana, Dickens se convirtió en uno de los escritores más universales de la literatura. Un autor cuyas primeras obras comenzaron publicándose por entregas en diferentes revistas, lo cual se tradujo en una gran expectación por parte de unos lectores que no tenían el dinero suficiente para comprar libros. El pistoletazo de salida lo dio Los papeles póstumos del club Pickwick en 1837, seguido de otras obras ya icónicas como Oliver Twist o David Copperfield, las cuales han sido adaptadas al cine y el teatro en varias ocasiones. – Albert Camus Nacido en el seno de una familia de colonos de Francia,

Los mejores finales literarios de la historia…

4 septiembre, 2018
Muchas veces, hablando de literatura con amigos y literatura, ha surgido esa curiosa frase de “el libro no era para tanto, pero mereció la pena leerlo por el final”. Y es entonces cuando uno se pregunta, ¿merece la pena un libro si su desenlace no nos deja con buen sabor de boca? ¿Está sobrevalorada la resolución de una trama? Naveguemos por estos siguientes libros con los mejores finales cuyo repaso se inicia con las últimas frases de cada uno. Pd. La verdad es que no podíamos hablar de los finales sin colocarlos, así que “sobre advertencia no hay engaño” este artículo tiene las últimas lineas de algunos grandes clásicos. – Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez “Sin embargo, antes de llegar al verso final ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.” Una vieja amiga mía fue una de las que dijo aquella frase comentada en la introducción cuando descubrí que aún llevaba Cien años de soledad en el bolso. Poco después yo también me atreví a sumergirme en las historias de los Buendía y de ese perdido pueblo del Caribe colombiano llamado Macondo. Días de consultar en un esquema en Google el árbol genealógico de sus personajes, de enlazar historias y aguardar un final épico que, en parte, confirma la condición de obra maestra de la gran historia del amigo Gabo. – Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell “Pensaré en todo esto mañana, en Tara. Allí me será más fácil soportarlo. Sí, mañana pensaré en el medio de convercer a Rhett. Después de todo, mañana será otro día”. Con esta frase, Lo que el viento se llevó, novela multiventas de Margaret Mitchell publicada en 1936 y adaptada al cine en 1939, dejaba un final abierto a la imaginación de un lector que a lo largo de las páginas siguió la historia de amor y desamor de Scarlett O’Hara y Rhett Butler, personajes obligados a subsistir en mitad de la Guerra de Secesión. La pregunta es: ¿crees tú que Scarlett encontraría finalmente la forma de recuperar a Rhett? – Crimen y castigo, de Fiodor Dostoievski “Pero aquí empieza otra historia, la de la lenta renovación de un hombre, la de su regeneración progresiva, su paso gradual de un mundo a otro y su conocimiento escalonado de una realidad totalmente ignorada. En todo esto habría materia para una nueva narración, pero la nuestra ha terminado.” Durante toda la obra de Dostoievski el lector también conoció a los demonios de Rodión Raskólnikov, estudiante que un día decidía asesinar a una prestamista y robarle todo su dinero a

7 Datos ocultos de Frankenstein…

29 agosto, 2018
El monstruo de Frankenstein es una de las más grandes creaciones del mundo literario, su influencia ha inspirado al cine en diversas ocasiones y el monstruo ha sido encarnado por actores de la talla de Boris Karloff o Aaron Eckhart. ¿Qué tanto sabemos de esta obra?…Compilamos estas 7 curiosidades, por si la respuesta es “no mucho”: – #1 El monstruo no tenía nombre Victor Frankenstein fue el científico creador de la criatura, por ello es que el título es ‘Frankenstein o el moderno Prometeo’, refiriéndose al Titán griego que le robó el fuego a los dioses y se lo regaló a la humanidad. La primer película del monstruo se llama “Frankenstein, el hombre que hizo a un monstruo”. Algunos consideran que la confusión se debió a la segunda película titulada “La novia de Frankenstein” donde se le dice así al monstruo debido a que se le creó una mujer para él. – #2 El nombre de la autora estuvo oculto al publicarse Tras la publicación de la primera edición del libro, en 1818, el nombre del autor permanecía como anónimo. Fue hasta 1823 que una edición con el nombre Mary Shelley salió a la luz. Esto porque se creía que la obra no sería bien recibida si los lectores se daban cuenta que había sido escrito por una mujer. – #3 ¿Se basó en una persona de verdad para escribir a Victor? Según el historiador Radu Florescu existe un castillo en las orillas del Rio Rhine que se llama Frankenstein donde se cuenta que vivió un alquimista llamado Konrad Dippel. Fue famoso por tratar de crear el aceite dippel, que supuestamente permitiría a las personas vivir más de los 100 años. Además, se rumoraba que robaba criptas y experimentaba con cuerpos. ¿Suena conocido? – #4 Fue considerado el primer libro de Sci-fi Shelley fue considerada como una pionera en el ramo de la ciencia ficción, pues terminó escribiendo más novelas del género como ‘The last man’, que trata de un hombre que vive en una tierra postapocalíptica destruida por una plaga. – #5 Thomas Alba Edison hizo una película de 15 minutos de Frankenstein Es interesante saber que uno de los grandes personajes de la historia lo hizo, sobre todo porque se consideraba perdida hasta 1950. – #6 Igor es un invento moderno Aunque todos recordamos a este interesante personaje de las películas y se ha establecido como un favorito del público, jamás existió en los libros. El libro explicaba que Victor trabajaba sólo pues los buenos ayudantes eran escasos. – #7 El monstruo no era torpe y tonto como la película lo hacía ver En realidad era una buena persona que sólo buscaba ser aceptado. Este aprendió a hablar gracias a que se ocultó en un cobertizo donde podía ver y escuchar las lecciones que le daban a una mujer extranjera. Además, no era torpe, sino todo lo contrario. Sus articulaciones eran muy flexibles, era ágil y tenía fuerza superior a la humana. ¿Ya los conocías? Vía vix.com

19 Dilemas a los que todo lector se enfrenta siempre…

22 agosto, 2018
Información de antemano: La respuesta siempre es sí.   1. ¿Debería llevar un camión de mudanza lleno de libros valiosos a mi nuevo apartamento, aunque esto haga que la experiencia, que ya es terrible, sea aún más extenuante? – 2. ¿Debería comprar este nuevo libro, aunque tengo literalmente cientos en casa que nunca he leído? – 3. ¿Debería llevar varios libros a mis vacaciones, aunque esto le añada cerca de 30 libras a mi equipaje? – 4. ¿Debería comprar libros durante las vacaciones, aunque ya llevo algunos Y no tengo más espacio en mi maleta? – 5. ¿Debería comprar una increíble edición antigua de este libro, aunque ya tenga una copia en casa? – 6. ¿Debería comenzar un nuevo libro, aunque esté a la mitad de otros cinco? – 7. ¿Debería prestarle este libro a mi amigo, aun cuando es posible que él lo pierda, rompa una página o, no sé, desaparecezca súbitamente de mi vida? – 8. ¿Debería quedarme en casa leyendo aunque me hayan invitado a esta fiesta? – 9. ¿Debería quedarme en casa leyendo aunque tenga clase de kickboxing? – 10. ¿Debería quedarme en casa leyendo aunque haya estado haciendo eso durante los dos últimos días? – 11. ¿Debería llevar un libro al bar aunque mis amigos se reunirán conmigo allí? – 12. ¿Debería ver la película que se basa en mi libro favorito aunque, sin duda alguna, será decepcionante? – 13. ¿Debería preocuparme por ordenar mi librera aunque sea muy probable que decida reorganizarla la semana que viene? – 14. ¿Debería llevar a casa estos libros que están abandonados en la acera aunque lo más probable es que tengan chinches viviendo en ellos? – 15. ¿Debería recomendarle mi libro favorito a mi pareja, aun cuando sé que si no le gusta, la relación habrá acabado? – 16. ¿Debería seguir comprando montones y montones de libros, aunque el mes pasado casi no consigo pagar el alquiler? – 17. ¿Debería subrayar mis partes favoritas aunque esto arruine su condición *intacta*? – 18. ¿Debería seguir leyendo hasta que termine este libro, a pesar de que son las 4 de la mañana y tengo que levantarme para trabajar en tres horas? – 19. ¿Debería parar de leer por un rato e ir a interactuar con gente real?   ¿En qué otras situaciones has estado? Vía buzzfeed.com

7 Universos literarios el los que quisiéramos vivir…

17 agosto, 2018
La mitología, desde Homero y Hesiodo nos ha llevado a una narrativa que nos mantiene despiertos e intrigados. Desde la mitopoiesis —como la llamaban los griegos— hasta la literatura fantástica, autores que nos ayudan a diluir la realidad en un juego onírico. El género de fantasía o aventura toma el significado de la literatura como un viaje, el emprendimiento a lo desconocido, tan desconocido que no existe, todo un mundo para deshacernos temporalmente del nuestro. Estos son siete autores que tienen su propio universo literario que no congenia con el nuestro:   A través del espejo, Lewis Carrol Charles Lutwidge Dodgson (Lewis Carroll) no sólo escribió las historias de su querida Alicia Liddell, también fue un renombrado lógico y así es como rompe con nuestra realidad. Sea a través del espejo o de la madriguera del conejo blanco, la lógica que aplica este autor en sus dos libros, Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, es tergiversada a silogismos imposibles. Por ello mismo la locura del sombrerero es fundamental para la narrativa de este mundo. En el País de las Maravillas se llevan a cabo las aventuras de sus cuentos como “La caza del Snark” y “La morsa y el carpintero”. – El espejo dentro del espejo, Michael Ende El espejo dentro del espejo es el título de la recopilación de cuentos de Michael Ende. Este título muestra la paradoja de hablar de un mundo fantástico una vez que abrimos un libro. A pesar de sumergimos en el mundo de las letras, seguimos en la realidad de la cual nos desconectamos temporalmente, y este autor sabe perfectamente que el autor no es ajeno a la historia. El mundo Fantasía se encuentra adentro del libro que recoge Bastian en Una historia sin fin. La fantasía de este libro nos lleva a dos mundos y nos hace conscientes de ello, uno de estos es el nuestro. El autor ha explotado no sólo el tema de un lugar mágico, también ha hecho del tiempo una fantasía en Momo. – Tierra media, J.R.R. Tolkien Probablemente sea más conocido por los múltiples premios Oscar que Peter Jackson le hizo ganar al traer a la vida —en un set— la trilogía de El señor de los anillos. Durante la Primera Guerra Mundial J.R.R. Tolkien esbozó los primeros recursos mitológicos para escribir El silmarillión, donde toma lugar la historia de El hobbit y Los hijos de Hurín, entre otros. Además de ser filólogo y lingüista, en las obras encontramos una lengua creada por él mismo, pues el mundo de los orcos y elfos no le pareció suficiente. – Narnia, C.S. Lewis C.S. Lewis fue un gran amigo de Tolkien, e incluso tenían un club en Oxford con otros maestros que se hacían llamar los Inklings. El sobrino del mago es el primer libro de siete que cuentan historias antológicas de diversos personajes que llegan a un mundo alterno de aquel que se encontraba en guerra. Este mundo, principalmente de aventuras, es

11 Mochilas innovadoramente increíbles…

14 agosto, 2018
Las mochilas han sido por varios años un artículo importantísimo a la hora de movernos hacia el colegio o el trabajo, ella tiene que ser capaz de soportar nuestro estilo de vida, incluidos los malos tratos, ya que es la responsable de cargar todos nuestros objetos de valor y mantenerlos seguros. En los últimos años hemos visto como las mochilas se han transformado en un gadget al incorporar elementos tecnológicos. Hoy daremos un recorrido por aquellas mochilas que además de cargar y proteger nuestros objetos, cuentan con características tecnológicas que proporcionan un valor agregado a sus propietarios, como batería integrada, puertos USB, celdas solares y diseños para hacerlas cada vez más seguras y resistentes.   Con la que siempre llegarás lejos Movpak nos ofrece la posibilidad de tener una mochila con monopatín eléctrico en su interior, una idea que hace que nuestra mochila también pueda ser un vehículo personal. – La mochila perfecta para llevar dispositivos móviles Se llama Powerup Backpack, es la apuesta de HP en mochilas ya que integra una batería de 22.400 mAh y compartimentos especiales diseñados especialmente para cargar desde un portátil hasta tablets y smartphones. – La compañera perfecta de aventuras NRGBAG cuenta con una batería de 7.000 mAh y es resistente al agua, un punto importante que pocas mochilas ofrecen y que es esencial para proteger nuestras pertenencias y hasta la misma batería y nuestros gadgets. – Para traer siempre contigo Fabricada por la compañía Tylt, la Energi+ Backpack también cuenta con una batería integrada que en este caso es de 10.400 mAh que nos permitirán cargar hasta tres dispositivos de forma simultánea gracias a una salida de 4.2 amperios; además de que posee certificación de la TSA como equipaje de mano y cuenta con un tag NFC configurable para activar acciones en nuestro smartphone. – La que no es convencional Te presentamos GoPlug que no sólo es una mochila, sino varios diseños que contempla equipaje de mano, bolsos, y otros formatos que integran su propio enchufe para cargar dispositivos, que por supuesto posee su propia batería interna que puede ser de 23.000 o 32.000 mAh, incluso cuenta con la opción de que la batería incluya un pequeño panel solar. – Seguridad ante todo La seguridad también es importante en una mochila, y Bobby apuesta por esta característica asegurando que es una mochila “anti-robos”, esto gracias a que ha sido fabricada de varias capas que impiden cortar la tela, es a prueba de agua y la cremallera está oculta; tiene una tira de luces de seguridad y un puerto USB por si queremos añadir una batería externa a su interior. – Una apuesta a la energía solar Lifepack es otra propuesta interesante de tener mochilas con elementos tecnológicos, ya que cuenta con su propio panel solar para cargar ya sea una batería externa que podemos guardar en el interior, o bien, de forma directa algún gadget. Una parte curiosa es que posee un sistema antirrobo para podamos dejarla en calle mientras se está cargando.
Load more