6 consejos para dormir bien antes de un examen

By flounas 2 meses agoNo Comments

Para nadie es un secreto que antes de un parcial o un examen importante los niveles de ansiedad y estrés se disparan al infinito, ya sea porque no estudiaste lo suficiente, porque te han dicho que el examen es súper difícil, porque eres ansios@ por naturaleza, porque ya sabes que el profesor pregunta de una forma confusa, o porque sí.

Es muy común que por tener altos niveles de estrés y ansiedad no consigas conciliar el sueño y empieces a pensar que no sabes nada, que no vas a aprobar, que te va a tocar repetir la materia, y te haces un problema enorme con un panorama oscuro.

Por ello es mejor que conozcas estos consejos para dormir bien antes de un examen

1. Duerme en la noche, no en el día


Hay un grupo enorme que prefiere quedarse toda la noche estudiando en vez de dormir. Pero El cuerpo no funciona así y hay dos razones principales de por qué: una, porque existe una hormona llamada melatonina que se secreta con la oscuridad y es la que te permite tener un sueño placentero y reparador, esta hormona se inhibe con niveles de iluminación, lo que quiere decir que es un probable que un sueño diurno no sea tan enriquecedor como uno nocturno. Y dos, porque con el sueño de la noche se consolida el aprendizaje y la memoria.
Entonces si pasas una noche en vela se disminuye tu memoria y tu aprendizaje, se altera tu capacidad de análisis y de juicio, y aumenta tu irritabilidad y tu enojo.


No te sorprendas si al otro día a pesar de no haber dormido nada por «estudiar» no consigues ni tener un buen desempeño ni tienes un buen día.

2. Aléjate de las pantallas antes de dormir


He leído mil artículos que recomiendan alejarse de las pantallas 1 o 2h antes de dormir pero yo voy a ser un poco más realista y te voy a decir que lo hagas al menos 20-30min antes.


La luz azul que emiten las pantallas suelen inhibir la secreción de melatonina que como te comenté es la hormona relacionada con el sueño, entonces si estás demasiado tiempo frente a una pantalla antes de irte a dormir es supremamente probable que cuando te dispongas a hacerlo no lo consigas.

3. Evita tomar café o bebidas energizantes

Yo sé que puede ser tentador si no has empezado a estudiar y crees que tienes 12, 10 u 8h para hacerlo pero ya es de noche. Ante ese panorama es fácil caer en pensar que la solución es servirte x cantidad de tazas de café o tomar x cantidad de botellas de energizante, pero falso, esa no es la solución.

El principal componente del café y de gran cantidad de bebidas energéticas es la cafeína y se cree que esta puede estimular el desempeño de funciones como la memoria.

La cafeína puede ayudar a mejorar nuestro desempeño cuando ha habido una falta de sueño previa, es decir, tomarlo de día por haber pasado una mala noche puede ser una buena opción, pero tomarlo en la noche buscando retrasar el sueño nocturno es un acto totalmente fallido.

En cuanto a las bebidas energizantes, estas no solo contienen cafeína, sino otras sustancias estimulantes que de hacer efecto alterarán la calidad de tu próximo sueño y pueden poner en riesgo tu estado de salud.

4.  Lee algo diferente a tu estudio antes de dormir

El cerebro es un órgano tan mágico e increíble que podríamos pensar que puede con todo, pero no es así.

Él también se satura, se agota y necesita momentos de dispersión para seguir haciendo bien su trabajo.

Como estudiar para un examen es casi que un bombardeo constante de información que nos tiene esa máquina a todo vapor, lo mejor que podemos hacer para apagarla poco a poco e intentar tener una buena noche de sueño es desconectarla gradualmente de ese trabajo agotador.

Para conseguirlo se recomienda leer algo diferente a todo lo que has estudiado antes de dormir. Por ejemplo novelas, poesía o artículos de TED-IDEAS para que el cerebro se concentre en otra cosa.

5. Encuentra una mejor rutina para antes de dormir

El cerebro ama las rutinas.

Y aunque algunas personas que evitan tener rutinas para mantener el cerebro alerta y alimentar continuamente la creatividad, también es cierto que existen algunas que te hacen la vida más fácil  y seguirlas es una muy buena opción.

La rutina para antes de dormir es una de las mejores. Conseguir hacer acciones de forma casi automática para desconectar el cerebro de a poco y conseguir dormir bien es una muy buena idea.

Algunas ideas que puedes incorporar en esta rutina son:

   – Evita siestas de más de 1 hora durante el día.
   – Intenta irte a dormir todos los días a la misma hora.
   – Intenta encontrar una misma hora para despertar todos los días.
   – No utilices tu cama para estudiar.
   – Ten un espacio para dormir con poca o nula iluminación y poco ruido ambiental.

6. Respira y no te angusties

Intentar conciliar el sueño y no conseguirlo es angustiante y desesperante, para ello respirar profundo o meditar, puede funcionar para conseguirlo.

También hay varias aplicaciones que ayudan a conseguirlo porque lo hacen muy fácil, solo con seguir algunas instrucciones. Por ejemplo «Meditate» y la versión gratuita de «Headspace».

Puedes probar alguna de ellas. o mirar otras que hayan disponibles hasta encontrar una que te guste y te funcione.

Ser estudiante no es fácil, y tomar buenas decisiones con respecto al estudio, el aprendizaje y la responsabilidad mucho menos. 
La vida académica puedes resultar pesada y difícil de sobrellevar, pero, ¿por qué no hacemos pequeños cambios en nuestra rutina para hacernos la vida más fácil?


Por Alejandra | Via alejandraescribeaqui.com

Categories:
  #SigueEstudiando, Estudiar desde casa
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.