TIPS PARA ESTUDIAR HISTORIA Y NO MORIR EN EL INTENTO.

By flounas 2 meses agoNo Comments

Cuantas veces se ha dicho “Para mi sería imposible estudiar historia, bastante mal lo llevaba en el colegio”… Este tipo de frases han llevado a plantear por qué la gente odia tanto estudiar historia y existen algunas conclusiones: La primera que no se enseña bien, (no va a ser todo culpa del alumno). Y la segunda, que la mayoría no sabe aprender. La mayoría no sabe como prepararse para un examen de historia o no sabe como presentar un trabajo sobre algún tema en concreto. Si, hay que aprender a aprender.

Conoce una metodología para estudiar cualquier tema sobre historia, a continuación, la cual no tiene porque ser la mejor, es simplemente una de varias que existen.

Lo primero de todo, es decir, que no hay que hacer a la hora de estudiar:

  • Evitar trabajar con material pesado: Es posible que tengamos libros y apuntes infinitos y que tengamos que leérnoslos pero en cuanto nos los leemos y comprendemos tenemos que realizar esquemas y resúmenes. Estos últimos recursos serán los que usemos en el día a día.
  • No te aprendas los textos de memoria: Querer memorizarlos es una señal de que no se ha comprendido lo que se ha leído. Hay que comprender no memorizar.
  • No esperar hasta el último día.

Y ahora sí, este es el esquema básico.

Image for post

Veamos que significa cada apartado:

LEER

Lee un capítulo: Sin subrayar y sin anotar nada. Simplemente lee, disfruta e intenta comprender. Procura leer en un espacio tranquilo y sin distracciones. Las distracciones son suficientes para no llegar a concentrarnos y entender el texto.

Pregúntate ¿Qué me quiere decir este texto?: Si has comprendido el texto deberías ser capaz de sintetizarlo en dos o tres frases.

ENTENDER

Anota las palabras o apartados que no has entendido para buscar información al respecto. Tómate un tiempo para buscar los conceptos en Internet. Por ejemplo, hemos leído un texto sobre la prehistoria y nos habla del “musteriense” y de “raederas”. Si no sabemos que son, aunque hayamos entendido el resto del texto, date un tiempo para buscar los términos y ver fotos para tener una imagen en la mente de que significan. Si es un texto amplio lo que no hemos entendido busca un concepto “crisis de 1929” “gran depresión”. A veces leer el mismo tema explicado por autores diferentes ayuda a comprender mejor.

Anotar la palabra clave buscada al final del resumen para acordarnos de ella. Si hemos buscado algún concepto tiendo a anotarlo para acordarme de el cuando repase los apuntes.

RESUMIR

Volver a leer los apuntes: Tras comprender el texto en su globalidad volveremos a leer el texto y subrayaremos los NOMBRES, las FECHAS, los LUGARES y los TÉRMINOS IMPORTANTES. No subrayaremos frases ni párrafos, solo datos difíciles de recordar.

Haz un resumen esquemático de una hoja de extensión máximo. Si lo has entendido no tendrías que tener problemas para sintetizar. Recuerda que es un esquema, no una redacción. Ten en mente un índice más que un texto narrado.

Haz un esquema de los datos: Una imagen que sea fácil de hacer relaciones de quien pertenece a qué época y donde estuvo… Estos esquemas pueden variar dependiendo de si estudiamos prehistoria, historia, historia del arte… Lo importante es detectar los datos de interés y tenerlos todos juntos. Para ello podemos valernos de una tabla Excel, un gráfico de línea temporal o simplemente de boli y papel.

Image for post
A la izquierda el esquema de toda la asignatura (por las dos caras) y a la derecha un resumen de cada tema. Como veis no hacen falta apps sofisticadas.

ESTUDIAR

Repasa los esquemas y resúmenes realizados. No deberían ser largos por lo que no te llevaría mucho tiempo revisarlos. El proceso consiste en ir creando los esquemas y resúmenes nuevos y semanalmente leer los anteriores. Según avanza el curso se nos irán acumulando las notas pero al ser cortos no deberían ser un problema.

TESTAR

Cuéntale el temario a alguna persona. La mejor manera de comprobar si dominas la materia es contándoselo a algún compañero de clase, amigo o familiar. Tu mismo te darás cuenta si recuerdas los datos necesarios o deberías estudiar más.

Revisa los apuntes. Es posible que tras estudiar temas futuros nos demos cuenta de que algo de temas anteriores no está bien. No tengáis miedo de revisar y rehacer los apuntes. Esta también es una buena manera de interiorizar la materia.


Por Maklabi | Vía medium.com

Categories:
  #SigueEstudiando, Crecimiento
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.