leer-para-estar-bien-png
letrero-leer

LEER PARA ESTAR BIEN

El Consejo de la Comunicación en conjunto con la Confederación Nacional de Pediatría, la Asociación Mexicana de Pediatría y la Sociedad Mexicana de Pediatría suman esfuerzos a través de “Leer para estar bien” para fomentar la lectura en los niños.

PEDIATRAS-RECETA-MASHA
PEDIATRAS-RECETA-SESAMO
PEDIATRAS-RECETA-PEPPA
PEDIATRAS-RECETA-SESAMO2
PEDIATRAS-RECETA-PJMASKS
PEDIATRAS-RECETA-SESAMO3

Cuentos para leer y colorear

La lectura no sólo proporciona información, sino que forma, educa.

Un niño con el hábito de la lectura está preparado para aprender por sí mismo toda la vida y resolver los diferentes problemas académicos y personales que se le presenten.

La campaña Leer para estar bien ha tenido como objetivo a lo largo de estos años lograr que los niños comiencen a interesarse por la lectura desde temprana edad, también que las madres y padres sean conscientes del beneficio que genera la lectura en el desarrollo del niño. Esto lo hemos podido lograr a través de los pediatras como promotores de la lectura, sumando esfuerzos con las instituciones de pediatría más importantes del país, llegando así a incidir de manera significativa en los pequeños y sus padres. Leer más

NOVEDADES

24 Libros infantiles que tu hijo debe leer…

29 abril, 2018
La lectura es básica para el desarrollo de nuestros hijos y desde que son pequeños debemos fomentarla leyéndoles primero y posteriormente, cuando hayan aprendido a hacerlo solos, ayudándoles a descubrir un mundo lleno de aventuras a través de las páginas de infinidad de cuentos que encontraremos en las librerías. Aunque soy de la opinión de que los libros infantiles no conocen edad –pues cualquier niño puede disfrutar de su lectura en función de sus inquietudes y conocimientos-, he decidido hacer una recopilación segmentada por edades, basándome en la experiencia con mis hijos y en sus gustos literarios. Personalmente, considero que estos títulos que a continuación muestro son imprescidibles para los niños. Libros para bebés El amor por los libros comienza desde que nuestros hijos son bebés. Introducir a los niños pequeños en el mundo de la lectura no solo es posible sino que resulta muy positivo, ya que la empiezan a disfrutar por medio del juego. Estos títulos que a continuación te muestro son perfectos para iniciar a los más pequeños en el fantástico mundo de la literatura. Si yo fuera un león ¿Sabes rugir como un león? ¿O croar como una rana? ¿O trinar como un pájaro? Sujeta el libro abierto delante de tu cara ¡y que empiece la función! Un libro perfecto para sorprender a los bebés y enseñarles, poco a poco, a imitar los sonidos de los diferentes animales al tiempo que juegan. Editorial: Lóguez Autor: Isabel Pin. Cocodrilo Este sencillo cuento pertenece a la colección “De la cuna a la luna” junto con otros títulos como Miau, Veo Veo, Luna o Zapato, entre otros. Cocodrilo es uno de los libros infantiles más leídos, que atrapa a los niños con sus pictogramas poéticos, sus llamativas imágenes y su ritmo de lectura. Editorial: Kalandraka Autor: Antonio Rubio Un beso antes de dormir Todos los bebés animales besan a su madre antes de dormir. Una preciosa historia para contar a tu hijo antes de irse a dormir. Texto sencillo, tierno y con llamativas ilustraciones que cautivarán a los más peques. Autor: Teresa Tellechea Editorial: Libros de cartón El pollo Pepe ¡El pollo Pepe está creciendo mucho porque es muy tragón! Este cuento clásico es, sin duda, uno de los favoritos de los niños, que encandila tanto por sus divertidas ilustraciones pop-ups, como por las hazañas de su entrañable y tierno protagonista. Autor: Nick Denchfield Editorial: SM Cucú Tras El Cucú-tras es, quizás, uno de los primeros juegos que aprende el bebé y con este divertido cuento de grandes ilustraciones y alegres colores se divertirá levantando las solapas y averiguando qué animales de granja se esconden tras ellas. Autor: Francesa Ferri Editorial: SM El pequeño libro de los animalitos ¿Cómo se llaman los hijos de la gata? ¿Quién nace de los huevos de mamá gallina? ¿Sabes el nombre de todas las crías de animales? Un fantástico libro para enseñar a los más pequeños algunas nociones del reino animal a través de pestañas y lengüetas con divertidas y entrañables ilustraciones. Autor:

Todo sirve para algo

6 abril, 2018
Había una vez, una extraña ciudad donde los habitantes eran animales de diferentes especies. La ciudad era extraña porque constantemente cambiaba de clima: un día hacía calor y había selva y plantas por todos lados, y al día siguiente, todo parecía un desierto. Pero a pesar de que el clima era así de cambiante era sin lugar a dudas un lugar magnífico. Los animales vivían agrupados en diferentes colonias, y cada colonia tenía un líder. Por un lado, estaba la colonia de los reptiles. Ahí vivían tortugas con grandes caparazones, cocodrilos y lagartos con dientes muy afilados, iguanas que vestían de camuflaje de vez en cuando y algunas serpientes que se arrastraban para llegar a todos lados. Al norte de la colonia de reptiles estaba la colonia de las aves. Ahí vivían loros que hablaban sin parar, guacamayas que tenían un hermoso plumaje, tucanes que volaban como aviones espía y águilas y halcones con una vista y unos picos enormes. Al este estaba la colonia de los mamíferos, y ahí vivían elefantes que se bañaban con su propia trompa, leopardos que corrían a gran velocidad, osos con grandes garras que les permitían pescar en el río y cebras que parecían estar disfrazadas con un pijama de rayas. Al oeste de las colonias, estaban los centros comerciales, la escuela central, el hospital y los edificios de gobierno. Aunque todos los habitantes parecían vivir en paz, había tantas diferencias entre ellos, y el clima traía tantos cambios de forma inesperada, que sin saber bien por qué, empezaron a surgir problemas. Había días donde nadie hacia su trabajo y la ciudad comenzaba a verse sucia; todos discutían en las calles y peleaban sin siquiera entender de dónde venían esos sentimientos de querer herir a los demás. El líder de los mamíferos, un feroz león que tenía una melena dorada hermosa, convocó a los demás líderes para que platicaran de la situación, y después de un tiempo donde discutieron muchas cosas, decidieron que lo mejor sería reunir a toda la población para hablar de los problemas que había en la ciudad. Y así sucedió: una tarde en la que el sol brillaba muy alto, se reunieron todos para tratar de encontrar una solución a los problemas. El primero en hablar fue un lagarto: le dijo al elefante que le causaba temor porque su piel estaba arrugada, tenía unas orejas gigantes que no servían para nada y una trompa que se movía sin control. El elefante, aunque se sintió ofendido porque no podía hacer nada para alisar su piel, le dijo al lagarto que sus orejas tenían una función muy especial: cuando hacía mucho calor, las movía para crear una corriente de aire que refrescaba a los demás. Y su trompa también tenía una función: cuando las lluvias inundaban la ciudad, él la usaba como manguera para poder sacar el exceso de agua y que así, no hubiera inundaciones en la ciudad. Cuando el elefante terminó de hablar, también tenía algo que decir. Le parecía

RECOMENDACIONES DE LECTURA